Gestionando mi dinero con el Sistema Jars

Te voy a contar como funciona el sistema JARS y para qué es cada una de las cuentas.

Se trata de que, cada vez que recibas algún ingreso (salario, ingresos pasivos, devolución de hacienda, etc.) poner un tanto por ciento en cada una de las cuentas que detallaré más adelante. Por pequeño que le parezca el ingreso, debes hacer el reparto en sus cuentas.



Personalmente, he aplicado esta distribución de cuentas. Me parece un sistema muy sencillo y eficaz. Espero que te guste el artículo.

Cuenta de Necesidades (55%):

Esta cuenta se quedará con el 55% del ingreso que recibas. Esta cuenta se utiliza para solventar todas nuestras deudas y necesidades, como la hipoteca, la luz, el agua, la gasolina, la comida, etc.

Se trata de ir reduciendo este porcentaje todo lo que podamos. Si para ir a trabajar podemos utilizar el transporte público en lugar de llevar nuestro coche, o compartir coche con varios compañeros, comprar unos vaqueros más normales en lugar de vaqueros de marca, etc.

Hay personas que no pueden vivir en el 55% de Necesidades cuando empiezan con el sistema JARS, pero con el tiempo, no sólo lo consiguen sino que logran simplificar sus vidas y vivir en el 50% o menos.

“La gente rica piensa a largo plazo, la gente pobre piensa a corto plazo.”

Cuenta de Libertad Financiera (10%):

Esta cuenta se quedará con el 10% del ingreso que recibas. El dinero de esta cuenta sólo se puede utilizar para comprar o adquirir flujos de ingresos pasivos (de estos intentaré hablar más adelante) que nos ayuden a aumentar nuestro dinero.

Por de pronto, en mi caso, estoy aprendiendo lo que son los ingresos pasivos y como hacerme con ellos. 

Por el momento, me estoy limitando a hacer los ingresos correspondientes en esta cuenta.


Cuenta de Largo Plazo (10%):

Esta cuenta se quedará con el 10% del ingreso que recibas. Este dinero se puede utilizar para los gastos más importantes, tales como la educación de los hijos, la compra de una casa, etc.

Cuenta de Formación (10%):

Esta cuenta se quedará con el 10% del ingreso que recibas. Se puede utilizar como gastos en auto-educación, por ejemplo, libros, seminarios y eventos, etc.

Todo el mundo tiene que aprender, sobre todo en este mundo cambiante. El crecimiento de su zona de confort a través del aprendizaje y el hacer. Si no está creciendo, se está muriendo!

Por poner un ejemplo, he cargado en esta cuenta un libro muy interesante: “Vivir Sin Miedo” de Sergio Fernández porque creo que me puede aportar mucho y de hecho, lo está haciendo. También he cargado en esta cuenta una revista de deporte para ponerme en forma, recuerdan aquello de “Mens sana in corpore Sano”, pues eso.

“Si usted piensa que la educación es cara, prueba con la ignorancia”. Benjamín Franklin.

Cuenta de Jugar (10%):

Esta cuenta se quedará con el 10% del ingreso que recibas. Se supone que debemos gastarnos el dinero de esta cuenta todos los meses para darnos un capricho, algo que nos haga felices y que nos haga sentir “ricos”.

La idea es, que al tener dinero en esta cuenta, no debemos sentir culpabilidad de gastarlo en algo que nos haga felices ya que tenemos otras cuentas que son para ahorrar y para invertir. Puede ser que te apetezca darte masajes, una cena en un sitio que te apetezca, un fin de semana en un hotel a la orilla de la playa, no sé, lo que se te ocurra.

Se recomienda gastar el dinero de esta cuenta todos los  meses, sin embargo, si tienes algún capricho que conlleve más dinero que lo que tienes acumulado en la cuenta de jugar (escapadas de fin de semana, viajes cortos, etc.), tendrás que acumular durante unos meses, por ejemplo, hasta un cuarto mes, antes de utilizarlos.

Personalmente, esta cuenta de jugar me ha dado otra visión de mi dinero y de lo que puedo hacer con él. Era de las típicas que no me gastaba “un duro” en comprarme ningún tipo de lujo (alguno caía de vez en cuando pero más bien poca cosa) porque me parecía tirar el dinero o que no me hacía falta realmente o lo que fuera.  Pero, el darte un capricho de vez en cuando y sin remordimientos es una sensación increíble y la recomiendo encarecidamente a todo el mundo.

Cuenta de Dar (5%):

Esta cuenta se quedará con el 5% del ingreso que recibas. Podemos utilizar este dinero para donaciones a instituciones de beneficencia, apadrinar un niño, ONG, etc. Se utilizará para ayudar a los más necesitados.
Dar es importante. Puedes cambiar y dar un 10% y restarlo de la cuenta de necesidades (50%).

Ahora mismo estoy mirando distintas asociaciones como Cáritas, San Juan de Dios, alguna ONG, etc. A ver si encuentro alguna que me convenza. No quiero dar el dinero a lo loco. Eso sí, mientras sigo aumentando el importe de esta cuenta y lo invertiré cuando encuentre a quién o quienes hacer la donación.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios: Por favor se respetuoso.

Monica Frey Grimm

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More