El Poder de la Autodisciplina. Despertar Nuestro Genio Financiero


En el anterior artículo les comentaba los diez pasos que nos dejaba Robert Kiyosaki para despertar el Genio Financiero que todos llevamos dentro.

También les comenté que algunos pasos me llamaron más la atención que otros, aunque todos me encantaron y los considero interesantes y complementarios.

Uno de los pasos que más capto mi atención fue el quinto: “Páguese a usted mismo primero. El poder de la autodisciplina”. Sólo el nombre es llamativo. Según vas leyendo vas entendiendo la importancia que tiene para aquellos que queremos ser ricos.

Yo siempre me he considerado una persona con autodisciplina, de hecho lo sigo creyendo aunque hay detalles en este paso que no me había planteado nunca. Yo soy de las que les gusta pagar primero sus deudas y después, lo que sobre para mí. Esto tendré que cambiarlo, adaptándolo a los consejos que nos deja Kiyosaki.

Si no podemos controlarnos a nosotros mismos, será imposible hacernos ricos. No tiene ningún sentido que invirtamos, hagamos dinero y luego... GASTARLO TODO.

Nos pone dos ejemplos muy claro y cercanos:
  • La falta de autodisciplina es la que ocasiona que la mayoría de los ganadores de la lotería se arruinen después de ganar millones.
  • Es la falta de autodisciplina lo que hace que la gente que obtiene un aumento de sueldo vaya inmediatamente a comprar un coche nuevo o cualquier otro tipo de capricho innecesario.

De los diez pasos que nos enseña Kiyosaki es difícil decidir cuál es el más importante de todos. Estoy de acuerdo con él cuando comenta que este paso es el más difícil de dominar si no forma parte de nuestra forma de ser. La falta de autodisciplina es el factor más importante para establecer la diferencia entre los ricos, los pobres y la clase media.

Al leer estas afirmaciones me alegro y sonrío. Lo hago por dos razones: Creo que forma parte de mi constitución y que soy capaz de dominarla.

Las personas que tienen baja autoestima y baja tolerancia a la presión financiera no podrán jamás ser ricas. Estas personas se convierten en víctimas de aquellos que tiene autodisciplina.

En las clases empresariales que imparte Kiyosaki, constantemente recuerda a la gente que no se concentren el el producto o servicio, sino en desarrollar habilidades de administración. Las tres habilidades de administración más importantes que necesitamos para comenzar nuestro propio negocio son:

  1. Administración del flujo de efectivo.
  2. Administración de la gente.
  3. Administración del tiempo personal.

Estas tres habilidades se aplican a cualquier proyecto, no sólo a los empresariales. Son importantes en la manera en que vivimos nuestra vida como individuos, como parte de nuestra familia, negocios...

Cada una de las habilidades se ve incrementada por el domino de la autodisciplina.

Una persona que se paga primero a sí misma asigna cada mes, dinero en su columna de activos antes de pagar sus gastos mensuales. No se trata de ser irresponsables y no pagar nuestras cuentas.

La regla número uno para pagarse a sí mismo primero consiste en no meterse en deudas en primer lugar. No tener grandes deudas en nuestras tarjetas de crédito ni deudas por gastos innecesarios.

Sigamos estos pasos:
  1. No asumamos posiciones de deuda importantes por las que deba pagar. Mantenga sus gastos bajos. Debemos construir nuestros activos primero. Luego comprar la casa grande o el coche bonito. Quedar atrapado en la Carrera de la Rata no es inteligente.
  2. Cuando nos falte dinero, no dejemos que la presión se acumule y no recurramos a nuestros ahorros o inversiones. Tenemos que utilizar esta presión para hacer que nuestro genio financiero invente nuevas maneras de ganar más dinero y entonces pagar nuestras cuentas. De esta forma, habremos incrementado nuestra habilidad para ganar dinero, así como nuestra inteligencia financiera.
Aunque suene duro, los pobres tienen malos. Uno muy común es el recurrir a los ahorros. Los ricos saben que los ahorros sólo se utilizan para crear más dinero, no parar pagar cuentas.

Si no podemos soportar la presión financiera, tendremos que buscar una fórmula que nos satisfaga. Una buena consiste en recortar los gastos, poner el dinero en el bando, pagar más de lo que le corresponde en el impuesto sobre la renta, comprar fondos mutualistas seguros y hacer lo que hacen los demás. Pero que quede claro que esta fórmula viola la regla “Páguese a sí mismo primero”. No alienta al autosacrificio ni a la abstinencia financiera.

Yo quiero depender de mi genio financiero, tener todas las satisfacciones, hacerme rica y pagar mis cuentas, sin sacrificar la buena vida y esto es...

INTELIGENCIA FINANCIERA

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios: Por favor se respetuoso.

Monica Frey Grimm

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More