Antes de morir....VIVE!!!

¿Quién no ha tenido momentos en su vida en los que esperaba algo de otra persona? Cuando esto ocurre y no obtenemos lo que deseamos nos molesta, nos duele, nos enfadamos.

No podemos controlar nuestros sentimientos pero si los pensamientos que los producen. Podemos conseguir que no condicionen nuestra vida. Nadie dice que sea fácil pero no es imposible.

Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie. Esperar siempre duele”
 William Shakespeare

Cada vez más, consigo que estos sentimientos no me amarguen la vida, que no me condicionen. Esto hace un tiempo era prácticamente imposible porque todo me afectaba. Cuando no logro controlar estos sentimientos lo paso realmente mal. ¿De quién es la culpa? ¿De esa persona que no me da lo que yo espero? Para nada, el problema lo tengo yo y nadie más. Sería muy cómodo y egoísta pensar que la raíz de todos nuestros males se encuentra en otros, que nosotros no tenemos la culpa de nada. Desgraciadamente muchas personas piensan de esta forma. Si no cambiamos el chip nunca seremos felices.

Te dejo un texto que ya conocía pero que últimamente he visto mucho por internet. Se trata del discurso de despedida de Bryan Dyson, ex presidente de Coca Cola, al dejar unos de los cargos más importantes del mundo.


Imagina la vida como un juego en el que estás haciendo malabares con cinco pelotas en el aire. Estas son:

·         Tu Trabajo
·         Tu Familia,
·         Tu Salud,
·         Tus Amigos
·         Tu Vida Espiritual

Y tú las mantienes todas éstas en el aire. Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará.

Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada e incluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.

Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso.

·         Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo.
·         Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos.
·         Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente.
·         Y sobre todo.....crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno.

Shakespeare decía: “Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele”.

Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte.

La vida es corta, ¡por eso ámala!

Vive intensamente y recuerda:

Antes de hablar... ¡ Escucha !
Antes de escribir... ¡ Piensa!
Antes de criticar... ¡ Examínate !

Antes de herir... Siente
Antes de orar... Perdona
Antes de gastar... Gana
Antes de rendirte...intenta

ANTES DE MORIR.....VIVE…!!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios: Por favor se respetuoso.

Monica Frey Grimm

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More