Motivación VS Inspiración

¿Crees que podemos realmente motivar a otra persona? Existe una distinción sutil y poderosa entre la motivación y la inspiración.

MOTIVACIÓN

La motivación se produce cuando alguien te convence, persuade, o coacciona a hacer algo. La motivación también puede ocurrir en el flujo reflexivo, o en la comunicación con uno mismo.

Por lo general, la motivación requiere de una patada en el trasero por parte de uno mismo o de otra persona, con el fin de llegar a una meta establecida. Pero ¿con qué frecuencia realmente estos objetivos son logrados? ¿Qué tan efectiva es la motivación a lo largo del camino hacia la manifestación?

La auto-motivación implica libre elección. Por ejemplo, si estás cansado de tener sobrepeso, entonces, hacer más ejercicio y comer más saludablemente representan un paso positivo en la dirección correcta. Lo que suele ocurrir con la auto-motivación es que comenzamos con buenas intenciones, pero se pierde el interés muy pronto.

INSPIRACIÓN

La inspiración, en cambio, es completamente diferente. Es totalmente auto-generada, y viene del interior. El resultado es un sentimiento de excitación y bienestar, y el deseo de entrar en acción inmediatamente.

Podrías pensar que la inspiración no es realmente posible en el mundo terrenal, cotidiano. Ir a trabajar, pagar las cuentas, llevar a los niños a la escuela, hacer comidas, lavar la ropa y hacer las compras no son exactamente actividades para inspirar a cualquiera. Pero pregúntate: “¿Por qué no tengo una vida inspirada?”, ”¿Por qué no me apasiona mi vida?”. Si examinas tu vida verás que las cosas que no te gusta hacer ¡NUNCA provienen de decisiones inspiradas! Siempre estaban, y continúan estando, condicionadas por algún elemento de “ahora tengo que” o “ahora se supone que tengo que”. Podrías decir “Sí, pero ¡tengo que pagar las cuentas! ¡tengo que ir a trabajar!”.

Bueno, posiblemente, pero ¿por qué estas actividades tienen que ser menos interesantes? Hay innumerables razones por las que tu vida está como está. En la medida en que estas razones no han sido pensadas y elegidas conscientemente, su experiencia será menos agradable.

Una re examinación de tu vida de una manera consciente te puede llevar a una nueva forma de ver tu trabajo, tu familia, o tus relaciones. También puede conducir a nuevas decisiones y nuevas intenciones, ¡ahora basadas en la inspiración!

LA DIFERENCIA

La diferencia entre la motivación y la inspiración es muy sutil, pero también muy poderosa. Mientras que una se basa en la persuasión o la coerción y, a menudo parece que nos es impuesta, la otra es producto de un proceso de toma de decisión consciente y de establecer una conexión con una parte más elevada y más hermosa de nosotros mismos. Para ver este parte, sin embargo, primero hay que conocerla y conectarse a ella. ¡Y créeme que no es tan difícil como pudieras pensar! 

 
Fuente: www.balancesaludybienestar.com

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios: Por favor se respetuoso.

Monica Frey Grimm

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More