Progreso vs Perfección

¿Te encogen las palabras “bastante bueno”? ¿No paras hasta tenerlo todo perfectamente ordenado?. Si el 98% de cualquier cosa que hagas está correcto, ¿te centras en el 2% restante para tenerlo perfecto?

Si estás asintiendo con tu cabeza en estos momentos, podrías estar sufriendo de un caso de perfeccionismo.

Si la necesidad que todo esté “perfecto” te causa estrés y te impide avanzar en tu vida o tu negocio, hay un problema.

Es normal y saludable sentirse orgulloso de tu trabajo o tener un deseo de alcanzar la maestría en un campo dado. Pero si te crea una angustia psicológica extrema que las cosas no sean de un modo particular o las tareas no se realicen de forma ritual, podrías estar experimentando una forma de desorden compulsivo obsesivo, que es diferente al perfeccionismo.

Tengo un desafío para esta semana. Identificar las áreas en tu vida donde permaneces estancado porque te dices que tienes que esperar hasta que todo esté perfecto.

¿Podemos considerar que la voz del perfeccionismo es realmente el miedo de nuestra mente para protegernos de una amenaza percibida? Si pensamos sobre ello, lo peor que puede suceder si tomamos un riesgo es que podríamos fracasar, lo cual es inevitable si alguna vez vas a HACER algo. El miedo a la crítica y la humillación son las causas raíces del miedo al fallo.

Tenemos que tener en cuenta dos cosas:


1.- Con respecto a la crítica: “Puedes encontrar siempre alguien que pienses que eres un idiota”

Tu valor como ser humano no disminuye si las cosas no suceden como has planeado. Y por cada persona que te critica, habrá muchas más que, felizmente, guardaran espacio para tus éxitos.

2. -Cuando se trata de algo que vale la pena: “Lánzate y aprende”

Estamos siempre aprendiendo. Así es la vida y es parte de la condición humana. Aprender bastante para conseguir empezar algo y luego ir a por ello. Ponlo en práctica y mira que ocurre. Las personas más exitosas aprenden cuando se lanzan y cuando algo no va como planificaron, rápidamente aprenden la lección, recapitulan y siguen hacia delante.

Te lanzo otro reto. Encuentra un inventor, un emprendedor o un presidente de una empresa que supo EXACTAMENTE cómo iba a ir todo antes de empezar su empresa o su proyecto o su invento.

La necesidad de perfección puede volverse en parálisis si no aceptas que lanzarse a lo desconocido es una parte del proceso. El potencial de tu vida o cualquier proyecto está en lo desconocido. Si puedes aceptar esta verdad, puedes transformar tu miedo en una excitación anticipada.

¿A qué acción te comprometes esta semana para moverte desde tu parálisis al progreso?

Recuerda, que no hay nada que sea perfecto, solo experiencias humanas desordenadas y potencialmente excitantes.

Espero que tengas una semana
impresionantemente imperfecta ;) ...

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios: Por favor se respetuoso.

Monica Frey Grimm

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More